LO ÚLTIMO

Historia de Holguín

La aldea a la mano (Holguín, Cuba)

27 de abril de 2011

La Casona del Santa María



La casa señorial de Ingenio Azucarero del siglo XIX, conocida como Casona de Santa María, posee valores históricos y arquitectónicos indiscutibles, que deben conservarse.


Esta joya de la arquitectura gibareña presenta una tipología representativa de una
antigua Casa Señorial criolla, está edificada de un nivel, en forma de U, con 
un cuerpo principal de cubierta a cuatro aguas y dos martillos con colgadizos, 
en los que se utilizaron como materiales constructivos madera preciosa 
de caoba y cedro, y tejas criollas.

Posee un patio interior rodeado por galerías en tres de sus lados, el cuarto lado,
o sea el del fondo, lo cerraba una pared de mampuesto que se encuentra destruida.

La cocina estaba ubicada al final de uno  de los martillos, con su fogón 
hecho de ladrillos y una gran campana con chimenea para exhalar el humo

La Casona del Santa María posee dos puertas exteriores en la parte frontal, 
dispuestas no de forma simétrica; la puerta principal está  cargada a la parte 
derecha de la edificación, la segunda está en el extremo izquierdo de 
la fachada y daba acceso  al local  donde se ubicaba la oficina 
del antiguo ingenio, (espacio hoy ocupado por una familia 
descendiente de los últimos compradores de la casa).
Estas grandes puertas de dos hojas y rematadas en los bordes con fines 
decorativos, son clavadizas a la española. 


Amplios son los corredores extensos, uno ubicados al frente y dos en los laterales. 
Todos los corredores descansan en pies derechos de madera con base de 
mampuesto, (se utilizaban así para aislar la madera de la humedad).


 Las ventanas son también de dos hojas, de cuarterones y están protegidas por 
rejas de hierro con travesaños de madera. En toda su carpintería se empleó  
caoba y cedro.

La amplia puerta principal invita a conocer el interior del inmueble, que nos 
presenta una gran sala de recibo; contigua a ésta, una saleta a la que se tiene acceso 
a través de un arco de medio punto. Ocho habitaciones espaciosas forman la casa.


La Casona posee un patio interior rodeado por galerías en tres de sus lados, el cuarto 
lado, o sea el del fondo, lo cerraba una pared de mampuesto que se 
encuentra destruida

 Todavía se puede ver la pared aspillerada con la que los dueños intentaron 
defender la Casona durante las guerras de independencia cubanas en el siglo XIX

Tanto la cimentación como sus muros exteriores son de mampuesto, estos últimos 
tienen un espesor de 49 cm.,  En algunos muros interiores  se utilizó   
el ladrillo con un grueso de 15 cm.

En los pisos se empleó el ladrillo y la losa isleña, traída ésta desde Islas Canarias
como lastre en los barcos, ya que el viaje a través del Atlántico 
requería de cierto peso en la embarcación, que era alcanzado en ocasiones 
cargando en  las bodegas este elemento constructivo
de la época


 Estas lozas son un añadido de épocas posteriores (Siglo XX)


 Esta edificación ha sido estudiada en detalles por especialistas del 
Equipo Técnico de Monumentos de Gibara y de la Oficina de Monumentos y Sitios 
Históricos de Holguín. Se ha propuesto establecer en ella el Museo del Azúcar 
y la Esclavitud, centrado en los ingenios de Gibara y Holguín del siglo XIX, 
pero  lamentablemente hasta el momento las inclemencias del tiempo y la falta 
de las acciones requeridas para la restauración  continúan dañando a este valioso 
exponente de la arquitectura cubana del siglo XIX.



Para lo que será el Museo de la Industria Azucarera, que estará ubicado en la casona del antiguo Santa María, la Oficina de Sitios Históricos y Monumentos de Gibara ha localizado un viejo trapiche de la época. Para ver fotografías, hacer clic aquí.



1 comentario:

  1. Por qué no se le ha puesto el correspondiente cuidado a esta casa. Acaso esperan que se caiga, para después quejarse. No cometan ese abuso. es parte de la historia. Por favor cuidenla

    ResponderEliminar

LO MAS POPULAR DE LA ALDEA