LO ÚLTIMO

Las esculturas funerarias del cementerio municipal de Holguín, CUBA

2 de agosto de 2010

Caracter criollo de Calixto García



Por: César Hidalgo Torres
cesar@radioangulo.icrt.cu

Al leer diversos textos que del Mayor General Calixto García quedan, descubre el que busca un agusado ingenio, rasgos del carácter criollo del gran estratega. La ALDEA revisa unos pocos escritos de este sabor:

Siendo lugarteniente general en la contienda de 1895 escribe a su amigo, el coronel Francisco Sánchez:

“Querido Pancho: quiero que seas pronto General de División, pues tengo un puesto que te espera. Aprovecha la oportunidad y trata de dar un golpe que te saque del montón. Tú y Mariano me hacen mucha falta que suban, pues estoy viejo y quisiera dejar el pandero en buenas manos”.
Carta a don Tomás Estrada Palma de 1896:

“Si no me manda pronto los proyectiles que le he pedido voy a buscarlos a Nueva Cork y le doy más combate que el que le di la otra vez; y ya me parece que lo veo con las manos en la cabeza diciendo: ¡Que no venga!. Embarque enseguida los proyectiles y si no, voy y lo vuelvo loco. De aquellos 70 hombres que usted conoció, el único que ha tenido la fuerza de voluntad para al cabo de 30 años volver a entrar triunfante en Bayamo he sido yo. Los demás, unos, como usted, “se han quedado de majases en el extranjero” y los otros han cometido la gran tontería de morirse”.
(Cuando habla de los 70 hombres, se refiere a los que entraron en Bayamo en 1868)

22 de octubre de 1897, en los preparativos para el sitio y toma de Guisa, le dice Calixto al general Mario García Menocal:

“Pierda cuidado que si emprendo algo le llamaré para que cargue en Bolondrón como hizo en Tunas, a ver siu se le empareja la otra pata”.
(Menocal llegó a Presidente de la Isla varios años después del final de la guerra)

Al conceder España la Autonomía a Cuba, Calixto lo comenta de la siguiente forma:

“Los soldados se preguntan que es eso de autonomía. Y cuando se les dice que es continuar unidos a España me dicen no lo que Hatuey dicen que dijo, sino esta frase más gráfica: que se vayan los españoles a la mierda".
Calixto refiriéndose a hechos de la guerra del 68

“Habían los cubanos llegado a construir cañones de tronco de madera dura, reforzada con cueros crudos y forrados con alambre. Un día el prefecto que me cuidaba el parque de artillería llega alarmado y me dice: “General, los ratones se están comiendo la artillería”. “Vuélvase usted enseguida al almacén, ordené, y establezca una guardia de gatos”.