LO ÚLTIMO

Las esculturas funerarias del cementerio municipal de Holguín, CUBA

22 de septiembre de 2014

Memorias de Pepito García Castañeda



Con su inconfundible caligrafía regordeta, dice Pepito al inicio de las tres libretas donde cuenta sus memorias: Hay cosas inmorales, cosa picantes, cosas decentes. Se trata de LO QUE HE HECHO/LO QUE HE VISTO/LO QUE HE OIDO.


Para obtener datos biográficos del Dr. José Agustín (Pepito) García Castañeda haga click aquí.
 




Lo que fui:

·        Miembro Titular de la Junta de Arqueología y Etnología de Cuba.
·        Miembro de la Asociación de Arqueólogos del Caribe.
·        Miembro de la Academia de la Historia de Cuba.
·        Miembro de la Asociación de Investigadores Universitarios.
·        Miembro fundador de la Sociedad Cubana de Malacología.
·        Miembro fundador de la Sociedad Cubana de Botánica.
·        Masón Grado 32.
·        Rotario.
·        Fundador del Instituto Pre-Universitario de Holguín donde di clases de    Zoología, Botánica, Anatomía, Nociones de Geología y Mineralogía.
·        Abogado y Notario.
·        Miembro asistente a la reunión de Arqueología en Copán, Honduras.
·        Asistente a la reunión de historiadores de Puerto Rico.
·        Fundador con mi padre Eduardo García Feria, del Museo Arqueológico García-Feria.
·        Fundador del Museo de Historia Natural Carlos de la Torres, de Holguín, donando al mismo el 75 % de sus ejemplares exhibidos.
·        Socio benefactor del Archivo Nacional de Cuba.
·        El Hermano León me dedicó una planta, María Sánchez Pérez, equinodermos fósiles, Aguayo, Clerch y Carlos de la Torre, varios moluscos terrestres.
·        He escrito libros, folletos y artículos para periódicos locales y revistas.
··     Director honorario del Archivo Municipal de Holguín y de su Comisión de Monumentos Históricos.


     ……………………………..

En un centro escolar de Holguín se celebraba la Semana de Martí. Cuando el profesor entra al aula de los más pequeños del plantel, encuentra escrito en la pizarra con letra de niño:
Perdóname Martí,
Perdóname Maceo,
Tápate la nariz
Que me voy a tirar un peo.

………………………………..

Profesor, me dice una alumna, se enteró del Toro de Margarito?, (un toro del que se decía que había violado a un guajiro en Ceuta).
Sí, ya me enteré, es mi respuesta.
Sigo la clase y al poco rato digo: Pobre hombre, lo llevaron al hospital y lo tuvieron que operar de la garganta.
La misma alumna, sorprendida, me pregunta: ¿Cómo de la garganta?. 
A lo que solamente le respondo: El pobre guajiro padecía de almorranas.

………………………………..

Pregunto a mis alumnas: ¿Por qué después de orinar ustedes se limpian con un paño o una servilleta?. Se forma la discusión pero no se ponen de acuerdo.
Me pregunta ellas por qué. Porque no pueden sacudirlo.

………………………………

Mi aula queda al lado de los servicios sanitarios de las mujeres. No me quejo, digo al sorprendido director, no estoy en el mejor sitio del plantel pero sí en el más cerca al mejor sitio del plantel.

…………………………….

Estoy recolectando caracoles en los montes del Cruce de Santa Ana, entre Holguín y Cacocum. Salgo a la carretera a las cinco de la tarde y, por la hora, temo que no pase o no pare ninguna máquina u ómnibus, lo que me obligaría a pasar la noche en la carretera.
En eso veo venir un ómnibus. Al objeto de obligarlo a parar me coloco en el medio de la carretera con los brazos en alto.
Para el ómnibus, pero cuando el chofer ve mi indumentaria, me grita: “Guajiro de mierda, no ve que el ómnibus es muy caro para usted”, y arranca y se va, dejándome plantado en la carretera.

…………………………………..

La querida de un amigo me ve y me dice: Todos los amigos de mi marido se han acostado conmigo, menos tú.
Vamos, le contesto.
Me lleva a su casa. Y noto que la cama hace un ruido tremendo. Le pregunto la causa y ella me explica que se le cayó un tornillo, “pero a mi marido se le olvida traerlo de la ferretería”.
Al salir me encuentro con el marido. Le digo: “No jodas más y con los dos pesos con los que acabo de pagarle a tu mujer por acostarme con ella, compra los tornillos de la cama”.
Tuve que correr.

……………………………………….

Pura madera de Oriente.

Un habanero se encuentra en los portales del Ten Cent de Galiano con una bellísima joven y le dice que le pagaría un peso con tal de besarle aquella boca apetitosa que tiene.
Sígueme, dícele la joven, al doblar la esquina podrás hacerlo.
Y lo hace. El habanero besa a la joven frotando furiosamente sus labios con los de ella. Y cuando termina, emocionado, le dice él: Esos labios saben a pura madera de Oriente. A lo que responde ella: No lo dudes, se la acabo de mamar a un chino.

……………………………………….

El origen de los choferes.

Una señora acompañada de su pequeña hija, alquila una máquina para que le lleve al cercano poblado de San Andrés.
La niña quiere ir al lado del chofer, y como es propio de los de su edad, pregunta qué animal es aquel, qué animal aquél otro.
-Una vaca, contesta el chofer.
-Ese es un caballo, mi hijita.
Y así, sucesivamente.
Entonces pasan por donde hay un río donde hay una mujer lavando ropas. La niña pregunta y responde el chofer: Esa es una puta.
La madre, ofendida, sienta a la niña a su lado y mientras ofende al chofer diciéndole estúpido, grosero, que no respeta la inocencia de la niña.
Sigue el camino y de pronto la niña le pregunta a la madre:
-Mamá, ¿las putas tienen niños?.
-Sí, contesta la mujer, las putas paren a los choferes de alquiler.

……………………………..

Se corre por el pueblo que equivocando el camino le había disfrutado el ano a una jovencita.
¿Consecuencia?
Que llego a la oficina de los Hermanos Infante y Alfredo, al verme, grita a sus empleados: “De espaldas a la pared, que ha llegado Pepito García”, y mientras habla, él también se pega a la pared.

……………………………..

¡Como el chivo de las Miranda!.

Tenían las Miranda un enorme chivo de ropaje negro, que cuando salía de Pueblo Nuevo y entraba en una de las calles de la Ciudad había que cerrar las puertas y ventanas por el mal olor que dejaba a su paso.
La anterior era una de las cualidades del chivo y eran otras su desarrollada quijada, su mala idea (fajaba) y las enormes bolsas para los huevos.
De ahí nació que en nuestro Holguín se dijera a los comunistas: Eres como el chivo de las Miranda, te vuelves pestecita, mala idea y nada más eres bolsa y quijá.

…………………………………….

Visito la casa de un hacendado en el campo. Se me obliga a almorzar y yo, para aceptar, pido que me preparen huevos fritos, arroz blanco y boniato asado.
El dueño de la casa, su esposa y yo nos sentamos a la mesa-comedor. Me ponen en un plato cuatro huevos fritos, los que me estoy comiendo revueltos con el arroz. De pronto la señora del hacendado, anciana ya, me pregunta:
-Doctor, ¿usted no le echó sal a los huevos?.
A lo que contesto yo, muy serio.
-No, señora, yo prefiero echarle talco,
Ella se retira de la mesa, él se queda conmigo pero más rojo que una amapola. Donde estoy escucho a la señora cuando le dice a la cocinera.
-Ese doctor es un puerco, lo más natural será que no visite de nuevo la finca.
………………………………

Los tiempos cambian.

Escucho a un afeminado de color cuando decía a los comensales de un bar;
“La gente está equivocada conmigo, yo no soy de cincuenta kilos y vamos a una alcantarilla. A mi hay que llevarme en máquina al Oasis y pagarme cinco pesos”.

………………………………….

Porque era una sabana deshabitada los holguineros usaban toda esa explanada donde se construyó el hospital Lenin para tener encuentros carnales. Por eso llamaban al lugar “La Cama Grande”.

…………………………………….

Quién iba a decirlo. En mi época solamente existían los homosexuales Chicho Bemba, Rafael la Bailarina y La Gallega. Hoy en día “esa virtud” ha invadido las capas sociales superiores.

………………………………………..

Al principio del siglo XX en Holguín se reconocía que una mujer era prostituta porque se cortaban el pelo, se pintaban los labios de un rojo vivo y fumaban en la calle.

………………………………………

Discute uno conmigo de que a mi edad ya la tengo caída. No se me ha caído, le digo y hago una apuesta. Gano cuando le demuestro que no se me ha caído, que está colgándome.

…………………………………..

Los curas de hoy en día, al no haber ricos a quienes explotar, se han vuelto humanitarios.

……………………………………..

¡Como cambian los hombres!.

He visto a Vilasuso dar charlas contra los garroteros, a Coto contra los vagos, a Miguelito Agüero llorar por los niños de Viet Nam y en el patio de la Casa de la China: un rincón martiano.

……………………………………………

APODOS HOLGUINEROS

Pelayo, ”La Chiva”.
Chicho “Camello”.
Chicho “Bemba”
Angel, “Mojón colorao”.
Pepe el tuerto.
Rafael “la bailarina”.
Pepe el Calvo.
Caridad Tarugo
Rafael Garabato.
Enrique, “El Chato”.
Manuel, “El Pinto”.
Antonio Boniato.
Atilano Chepenché.
Sánchez, “Funda de revólver”.
Juan Empanadilla.
Ceferino, “El Gato”.
María Bataclán.
Rosa, “La China”.
María, “La Capitana”.
María, “La Loquera”.
Luisa Tragedia.
María Botijuela.
Waldo Torres, “Ojo de plata”.
Francisco del Castillo, “Molleja”.
Antonia Ponce, “La Pelona”
Cándido, “El Cojo”.
Hermana Cruz, “Lanza Llamas”.
Hermana Cruz, “Terremoto”.
Hermana Cruz, “La Baturrita”
Carlos, “Jandinga”.
Alfredo, “Catauro”
Enrique, “Rabanito”.
Pedro, “Aguacate”.
Manolito, “Pan Viejo”.
Luis, “Ojos Bellos”.
Alfredo, “La Culona”.
…..
Manuel, “Pisa Bonito”.
Rafael Gasolina.
María Alacrán
Juan Bacalao
Manolo Bigote
Galvez, “Novachol”.
__________ “Las arroz con pollo”
Caisés, “El Cojo”
Elvira, “La Polaca”.
……
Las Cuerito.
Las Cagá.
Las Corojito.
Las Palito.
Las Chaquetas.
Rodríguez, “Pata de Pollo”.
El Negro, “Manteca”.
J. Cardet, “Lechuga”.
María Castro, “Tragedia”.
Infante, “Tetuán”.
Afeminados:
La Venenosa.
Lila.
María Félix.
Trapiche.
Mimí.
Fragata.
Noche Azul.
Coco Rayao.
Gallina Ponedora.
…..
Isabel de Fuentes, “Mandinga”
Luis, “Pollo Asao”.
El negro, “Kano ka”.
El Chofer, “Potage”
Billetero, “Parisién”
Alvarez, “pardo Llada”.
Alberto, “El Cojo Caissés”
Lalo, “Mantecao”.
Garcet, “Ojos Bellos”.
….
Hernández, “Buey de Oro”
Afeminados:
Mimí Pinsón.
Rosita Fornés.
Dalia
Pianito
Pan de Viena.
Sera, “Triple feo”
Un lechero, “Suavecito”
….
Apodos de choferes:
Vinagre
Salchicha
Guayacán
El Jobero.
Mosca Prieta
El Cabrito
El Sargento
Chispa
El Perro
Perro Pelú
El Burro
Pepe la burra
Bola de Tarros
Pan con Huevo
Teta de Vaca
Merengue
Bola de Teipe
Orinalito
Bibijagua
Tapón de Bañadera
Mango de Viela
El Pistón
Tarín
Balunga
Caballón
Cocalice
Relay
Rompe Chapa
Bistec
Tres Bistec
Chuleta
Cepillo
El Piojo
Carade Caballo
Muerto Parao
Gulliver
Buey de Oro
El Bolo
Chicharrón
Pan salido del horno
Las jutías
……
Tararí era una loca
Pepín “El Macho”
Espera un poquito.
J.Pérez, “Chalequito”
Pupo, “Mascá”.
Prostituta: Botón de oro.

…………………………………………

Verídico: Un director de escuela de la ciudad le dijo, ante mi, a otro director de escuela: “Estoy desesperado porque me manden a una escuela al campo como director, allá se tiempla más”.

…………………………………………

Fui expulsado del Colegio Los Amigos después de catorce años como profesor en ese plantel porque me enamoré de una alumna.
Cuando ya se sabía lo que estaba ocurriendo conmigo y con la alumna, la Directora americana pero con apellido Martín, celebra asamblea a la que asisten alumnos y profesores. A todos nos presenta una cesta llena de lindas naranjas y sobre la mesa coloca una naranja podrida. Y dice la directora: “si yo coloco esta naranja podrida entre las naranjas sanas, ¿qué ocurre?”. Obviamente que todas se pudren.
Me marché de la asamblea y de la escuela, pero que conste que me expulsaron decentemente.

…………………………….

Solo me faltaba aprobar una asignatura para ser bachiller, Ciencias Naturales. Pero no encontraba la forma de conseguirlo. En Holguín me suspendió el Doctor Ortiz y el mismo Doctor Ortiz me suspendió en Santiago de Cuba con sus preguntas de anatomía. En Camagüey creí que aprobaría porque el profesor era sordo y por eso en sus clases los alumnos se soplaban las respuestas en voz alta, pero yo no contaba que en el Tribunal había tres profesores.
Me fui para La Habana y le expliqué al Director del plantel mi situación: “solo me falta esa bendita asignatura que para nada me servirá porque yo estudiaré leyes”.
El profesor me ayuda, nada más me hizo tres preguntas en el examen. En botánica la respuesta era la palma real, en zoología, el elefante y en mineralogía,  (ILEGIBLE).
Por eso es que soy Bachiller del Instituto No. 1 de La Habana.
Y cosas del destino. Al correr de los años, de todo lo tanto que tuve que estudiarlas las ciencias naturales me fueron brotando y fui profesor de Botánica, Zoología, Anatomía y de nociones de Geología y Mineralogía en el Pre-Universitario de Holguín.

……………………………………….

Fui declarado Persona No Grata por el Municipio de Gibara por mi libro “Así es Gibara”. Me considero yo el Segundo Descubridor de Gibara.

………………………………………


La Villa de Gibara me declara Persona No Grata y me prohíbe entrar en su pueblo, dice así:
Acuerdo tomado por las Asociaciones Cívicas de Gibara en la noche de 19 de julio de 1957.
Primero: Declarar Persona No Grata a Gibara al Dr. José A. García Castañeda, autor del libro “Así es Gibara”.
Segundo: Solicitar de todos los gibareños que tengan en su poder el expresado libro que lo remitan al Colegio de Maestros Equiparados de Gibara para en su oportunidad destruirlos por el fuego en el Parque C.García de esta villa.
Tercero: Rogar a todos los gibareños y amigos de Gibara que no adquieran el libro en el que tan desconsideradamente se agrede a nuestro pueblo.
Cuarto: Publicar estos acuerdos en la prensa local y en periódicos amigos de la provincia.
Quinto: Agradecer al periódico Norte de la Ciudad de Holguín su valiosa cooperación en este problema.

(Firmando)
Francisco J. Lotte Muñiz, Decano del Colegio de Maestros.
Dr. Alberto G. Góngora, Presidente del Colegio Médico.
Marcos Muñoz Gutiérrez, Presidente del Ayuntamiento.

…………………………

Espectáculo jocoso.

En la noche de ser tomado el anterior acuerdo, reunidos en Asamblea el pueblo gibareño, se apaga la luz eléctrica y suenan dos tiros. Se forma el corre corre y los de la Presidencia se esconden debajo de la mesa.
Vuelta la calma y pensando que había sido yo el causante del apagón y el que disparó los tiros, se organiza una manifestación que recorre las calles y en la Plaza Calixto García, frente a la estatua de la Libertad que originalmente decía: Gibara tiene estatua porque se lo merece, fueron quemados algunos ejemplares de “Así es Gibara”, a la vez que se escuchaban gritos de que “muera yo si voy a Gibara”.

…………………………

Poesía histórica. Se me decida una poesía que impresa es colocada en las puertas de las casas de la villa de Gibara, en las vidrieras comerciales y que es enviada por correo a los gibareños ausentes, y de la cual saqué copias para los amigos.


Leí, Pepe García, "Así es Gibara"
engendro libelezco nauseabundo,
tan indigno de ver la luz del mundo,
como el rústico autor que lo engendra.

Con la fruición que el agua clara
hoza y retoza el animal inmundo,
pateas el raudal limpio y profundo
del historial de mi ciudad preclara.

Tu pluma para sí no la quisiera
la tiñosa más vil. Como de pelos
tienes de ideas limpia la molera.

Deja la Historia, ruín escritorzuelo
y amigo de comer en demasía,
o has un tratado de gastronomía.
(Octubre de 1957)

 …………………………

Época de Machado. A la cárcel de Holguín son enviados dieciséis jóvenes estudiantes. Faltos de comodidad, dormían aquellos en el suelo y comían pésimamente.
Mario Leyva González, Jefe de la Policía, me viene a ver y me cuenta la situación de los presos, todos hijos de buenas familias, y me cuenta, además, que los llamados “revolucionarios de Holguín” se habían negado a ayudarlos por temor. También me pide que vea a Escofet y le compre varias colchonetas y que hable con (ILEGIBLE) para encontrar la forma de darle comida por la mañana y por la tarde, que trate lo del precio, que él se comprometía a pagar con el dinero pedido a varios amigos, entre ellos yo.
Así lo hice y los presos durmieron sobre colchonetas y recibieron desayuno, almuerzo y comida.
“Quiero que sepan, les dijo Mario Leyva a los presos, que la comida y las otras comodidades las estamos pagando los machadistas de la ciudad, entre ellos Pepito García, que es quien da el frente, ya que los de ustedes se han negado a hacerlo”.
Conservo la carta que, firmada por todos ellos, me entregaron al visitarme, cuando fueron liberados.

……………………………..

Entre los estudiantes presos en la cárcel de Holguín durante la época de Machado, se encontraba el santiaguero Ángel Larramendi. Porque este era un rebelde fue separado de sus compañeros y enviado a la cárcel de Baracoa.
Pongo un telegrama a Pelayo Cuervo, residente en Baracoa, y al que me unía una gran amistad, pidiéndole que se interesara por Larramendi y que no se preocupara por los gastos, que la familia del preso lo pagaría todo.
Recibo respuesta de Pelayo Cuervo: No puedo hacer nada, los dos estamos presos en la misma cárcel de Baracoa.

………………………………

Visito el antiguo Hospital de Holguín. Al pasar por un pasillo veo en una de sus camas a una bellísima joven que todos sabíamos que se dedicaba a la prostitución. A su lado estaba una enfermera atendiéndola. Me acerco y pregunto cómo está la joven: “Pobrecita, está sumamente grave”, me informa la enfermera.
-De qué, pregunto.
-De apendicitis supurada.
Al salir del hospital me alcanza otra joven y me dice: No es cierto, esa joven no está enferma de lo que le dicen. Fue su hermano que le dio una patada en el bollo para quitarle el dinero.
En una máquina me dirijo al Juzgado. Enterado de ello, el Juez me acompaña al Hospital. Por el camino nos encontramos con el Jefe de la Policía, que al enterarse a lo que vamos nos dice: Vean a discreción al Director del Hospital que ha certificado la enfermedad de la joven, es necesario que él diga la verdad, mientras yo iré a buscar al hermano chulo.
Al hermano lo condenaron a seis meses de arresto.

………………………………

Prostitutas son las que cobran.

Una familia honesta se muda a Holguín y con ellos traen a una hija que no era normal. Una vez esa muchacha quiso meter hombres en su cuarto. La madre habló con el Juez, don Julián García Benítez, quien aconseja que acusen a la boba para que cogiera miedo, que él le iba a imponer diez días de arresto.
El día del juicio cuando el Juez dice a la acusada que la condena a diez días de arresto por prostitución, aquella le grita: “Señor Juez, prostitutas son las que cobran y yo nunca he cobrado nada”.

…………………………….

Época de política (elecciones).

Mi amigo Chacón es acusado de haberse robado un buey de la finca colindante, pero era incierto. Lo que se quería era eliminarlo como Sargento Político del Barrio de Managuaco, donde debían ganar las elecciones los liberales.
Hablo con el Juez al que le digo de la maniobra con que quieren eliminar a Chacón y le hago ver que si suspende el juicio diciendo que es para darse tiempo a investigar, pasarían las elecciones y entonces ya nadie vendría a hacer la acusación. Y así lo hace el Juez.
Pero inmediatamente lo llama a su domicilio Enrique Machado, quien, colérico, le increpa: “¿Cómo se atreve a suspender el juicio?”, contestándole el Juez que lo hizo porque Pepito García le abrió los ojos ante la injusticia que iba a cometer.
Llamado yo a presencia de Enrique Machado, éste me dice: “parece mentira que siendo tú un liberal y, además, sobrino de Armando Infante, hayas hecho lo que sabemos que hiciste, perjudicando nuestros intereses”.
Pero nadie dijo ni hizo nada más. Y como lo preví, pasadas las elecciones nadie volvió a acusar a mi amigo Chacón.

……………………………

Cuando huyó Machado era yo Concejal del Ayuntamiento de Holguín. Días antes, con Pepón Hernández presentamos un escrito pidiendo al Alcalde municipal que acuartelara a la Policía y que no pidiese ayuda al Ejército durante una huelga pacífica que había en el pueblo, pero no sirvió de nada nuestra petición.
Por su parte el Presidente del Ayuntamiento, Chicho Castellanos, aspiraba a que ninguno de los concejales sería afectado si caía Machado porque todos nosotros, dijo, fuimos elegidos por el voto libre del electorado.
Oído, le repliqué yo que los concejales éramos el resultado de fraudes electorales, yo, por ejemplo, si soy concejal se lo debo a Justo Tomás Benítez y a Luis Baire Llópiz, que siendo Presidente de los colegios electorales no solo me dieron todos los votos de Mir sino que, además, me dieron siete votos por encima de la cantidad de electores que había en la comarca.
……………………………..

La cuadrilla de la Aurora y Testa siempre tenía problemas en la limpieza de los escusados. Si Testa lo hacía los de la Aurora regaban excrementos en la calle, y si eran los de la Aurora, entonces lo hacían los de Testa.
Los integrantes de la cuadrilla de la Aurora se reunían en la esquina de mi casa, y me llamaba la atención por las malas palabras, yo siempre intervenía, pero ellos igual, de ahí que un día: “les he dicho que se muden para otra esquina sin que nunca me hagan caso. Mañana los mando a prender”.
El día del juicio su jefe se comportó groseramente conmigo, al extremo de que el Juez le impuso treinta días de arresto y una multa a los restantes. Por eso el individuo me amenazó diciendo que me mataría, pero yo no le hice caso ni quise que le detuvieran.
Pasan los meses. Una tarde alquilo una máquina para ir a Purnio. En la sabana de Purnio la máquina se poncha y cuando me fijo en la cara del chofer es que me percato: era el ex jefe de la cuadrilla de la Aurora. De todas formas le pregunto. Tirando los hierros al suelo el individuo me grita: “No me lo recuerde porque soy capaz de matarlo”

…………………………..

Una blanca va del brazo de un negro por el frente de la pizzería, ambos elegantemente vestidos. En la esquina de las calles Agramonte y Maceo se cruzan con un negro viejo que les grita: Chiquita, ¿vendes el mono?.

……………………………..

Dios es un sabio: La virginidad en la mujer no la hizo en la frente, donde todos podrían ver si era o no señorita, sino que se la hizo entre las piernas y cubierta de pelos, para que no se pueda ver.

………………………………

Adán y Eva fueron los primeros comunistas: Estaban desnudos al no tener ropa que ponerse y se estaban comiendo una manzana entre los dos porque no tenían otra cosa, y sin embargo afirmaban que estaban en el Paraíso.

…………………………………….

Mi padre era maestro de escuela y ganaba treinta pesos mensuales. Pagaba ocho pesos de alquiler, 1.30 de luz eléctrica y a pesar de eso, ellos dos y los siete hermanos que éramos vivíamos porque 100 plátanos valían una peseta y diez centavos el cine, el helado, cinco centavos y mi madre compraba telas de quince centavos la vara y con ellas nos hacía camisas y pantalones. Los zapatos valían 1.50 y duraban cinco o seis meses.
Por ello cuando en las charlas me hablan sobre los sueldos de miseria que se cobraban “antes”, contesto: sí, eran bajos comparados con los de hoy en día, pero alcanzaban para vivir.

……………………………………..

Me encuentro en Antilla, en el café Boulevard. Allí me presentan a Rancho Grande, la más hermosa prostituta de esa comarca. Le prometo que esa noche, pasadas las nueve, iré a su casa.
Ya me dirijo a la casa de la puta, de lejos veo que está parada en la puerta, esperándome, pero… tremenda fatalidad: la casa de al lado es donde vive mi amigo Nando Reyes.
Llego, disimulo y saludo a Nando, que me hace entrar en su casa diciéndome para que lo oiga su vecina: Ay, Pepito, que vergüenza tener que vivir al lado de una prostituta.
Como es natural tuve que regresar al hotel perdiéndome los favores de Rancho Grande.

…………………………..

El Dr. Inocencio Moreau es nombrado Juez de Holguín y en acto de cortesía comienza a visitar todos los Bufetes. Llega al del Dr. Albanés y le dicen que Albanés está su casa, al lado del bufete.
El Juez toca en la casa de al lado. Abre una hija de Albanés. El visitante se interesa por el padre de la muchacha y ella grita hacia adentro de la casa: “Papá, aquí te busca un negro”.

…………………………..

Cuando estudiaba en la Universidad, año 1920, todos los de la Casa de Huéspedes padecíamos de ladillas.
Un estudiante recién llegado nos dio el remedio: agáchense sobre un espejo, cuando las ladillas vean otro culo y crean que ese es nuevo, se dicen entre ellas: ¡A atacarlo!!!!, y así no tienen que gastar dinero en limpieza.

………………………………..

Hemos entrado en la Era de la arqueología. Ella, al parecer, comienza a partir de 1959.
Radican en Holguín al Dr Guarch, castigado por cinco años por engreído y al que le quitaron el carné de militante comunista que le habían dado prematuramente. Su llegada hace decir a Pedro Pérez Hernández, Miembro de la Academia de Ciencias: “Con la llegada del Dr Guarch nace la arqueología en Holguín”, lo que prueba que este señor desconoce la existencia en Holguín del museo arqueológico García Feria.
Qué puedo hacer si dicen que los “nuevos arqueólogos” se dedican, unos, como el holguinero Milton, a coger peces en el mar para conservar sus huesos, otros a matar pájaros, otros a estudiar la flora, ¿para qué?: por si encuentran restos de peces, de aves, de mamíferos, reptiles, etc, en un residuario, determinar de qué Era son, y todo ello a los cuatrocientos años del descubrimiento de Cuba.
¿Y de arqueología qué?.
Pensé que harían el mapa arqueológico de la provincia de Holguín en el que se señalarían los sitios arqueológicos de Majibacoa, La Forestal, Pesquero, Aeropuerto, La Cantera, Yayal, Ochile, La Cuaba, La Macagua, etc, encontrados antes del 59 y también los localizados  por ellos en Banes, indicando los ríos y montañas. No sé si lo corrijan.
Todo el territorio está lleno de sitios arqueológicos como los ya localizados por Hirán Pérez y sus jóvenes arqueólogos alrededor de la Bahía de Naranjo.

……………………………..

Oh, el Cojo Caissés!!!!.

Su hermano, no sabiendo qué hacer con él, el Rey del Rascabucheo, condenado varias veces por el Juez, lo pone a trabajar con él en el Correos.
Hace su llegada una criadita y pide que le abran su apartado por no traer ella la llave. Porque la muchacha es conocida del administrador, éste le grita: Caissés, abre el apartado número ___.
El Cojo no lo piensa e introduce su rabo entre las cartas…
Cuando, después de tocarlo, la criadita descubre que es el objeto extraño que está en el Apartado, se desmaya.
Obviamente que se dio por terminado el trabajo del Cojo Caissés en el correo.

………………….

Un policía detiene al Cojo Caissés por estar rascabuchando por una ventana. Al conducirlo a la Jefatura el agente del orden le va diciendo  horrores al Cojo: “Descarado, sinvergüenza, deberían matarte a palos”… y los curiosos oyéndolo todo.
Notando el Cojo que en una ventana se encontraban dos chiquillas oyendo los piropos que le dice el policía, se para bruscamente y tomando por un brazo al que lo conduce y mirándolo a la cara, conversa con él como si fueran viejos amigos: “¿Sí?. ¿Y cuando le dijiste todo eso, qué te respondió él?.”

…………………….

Triunfa la Revolución de Fidel Castro. En la Zona Fiscal de Holguín, año 1959, son colocadas viudas, hijas y hermanas de mártires. Solamente trabaja allí un hombre, el gibareño Manolito Hernández, que estaba disgustado conmigo por mi folleto sobre Gibara.
Voy a la Zona Fiscal y acercándome al mostrador digo: “Sr Hernández…”, lo repito dos o tres veces más, y este ni me mira.
Sale la administradora de su oficina y le grita: “Hernández, ¿no oye que lo están llamando?”.
-No quiero nada con ese señor, le contesta él.
Y ella:
-Usted está aquí para atender al público.
De mala gana me mira y me pregunta qué deseo.
-Es una sola pregunta, ¿de qué mártir de la Patria es usted viuda?.
-So hijo de Puta, me responde.

………………………….

Los cagones y los estreñidos.

En Gibara sus Alcaldes Municipales siempre fueron vecinos de la villa hasta que los dueños del Central Santa Lucía comienzan a intervenir en política; desde ese momento todos los alcaldes de Gibara fueron del campo.
Uno de aquellos Alcaldes designa sus empleados entre sus vecinos y conocidos del campo, como él. Por tanto el Gobierno iba a Gibara en la mañana y se iban a las doce del día, no gastando en la villa ni un centavo, pero eso sí, todos, tanto al llegar como al irse, pasaban por el escusado. Por eso los gibareños le pusieron Los Cagones.
Viene otro alcalde, como el anterior, también del campo, y como el anterior, designa sus empleados entre sus vecinos del campo, y también, como los anteriores, no gastaban ni un centavo en la villa y ni al escusado iban. Por eso los gibareños les decían: Los Estreñidos.

………………..

En La Habana. Me enamoro locamente de una mujer… Selo cuento al Hermano León, sabio botánico francés. El me pregunta:
-¿Tú sabes dónde vive ella?
Le digo que sí y el buen amigo se me brinda para acompañarme a la casa de ella y pedirla en matrimonio.
Vamos, tocamos a la puerta.
-¿Está la señorita Fulana?, pregunta el Hermano León.
A lo que informa la sirvienta que no se de señorita alguna, sino de la Señora esposa del Doctor… y sigue.
-La Señora no está, hoy le toca comer con sus padres y no regresa hasta después de las nueve de la noche.
Nos despedimos de la sirvienta y ya en el ascensor el Hermano León me pregunta si yo no sabía que la dama era casada, le contesto que yo sabía que ella era casada… él se queda en silencio.
Ya en la calle el Hermano León rompe el silencio y me pregunta.
-¿Y tú… eres soltero, verdad?.
-Casado, hermano.
Por nada pierdo a mi mejor amigo.

…………………

Me invita Chacón y Calvo a una comida que le daba el Embajador del Brasil en el Sea Club. Como no tenía máquina llegué al lugar una hora antes. Me invita el administrador del restaurante a beber juntos unas copas hasta que lleguen los demás. Y estábamos tomándolas cuando vemos llegar a un hombre de edad madura y de pequeño tamaño, que resultó ser el historiador de La Habana, Pérez Beato. Este nos dijo que él también había sido invitado por Chacón y Calvo. El administrador lo invitó a beber también, pero el historiador no quiso…
Un rato. Ahora el historiador acepta una ginebrita… y después otra, otra y otra, de manera que cuando llegan Chacón y Calvo y el Señor Embajador del Brasil encuentran al historiador abrazado de mi a la vez que me está diciendo que soy el mejor amigo que ha tenido en su vida.
-Pepito, eres grande, me dice Chacón y Calvo, has logrado lo que nadie antes, que Pérez Beato beba un trago.

……………………..

Centenario de la bandera, Cárdenas.

Estamos sentados en la punta de una mesa Conrado Messeguer, Tourbe Tolón y yo. Hace su llegada al Country Club una dama con sus dos hijas, las tres muy conocidas, imaginamos nosotros, al ver que el Señor Presidente Carlos Prío Socarrás y su señora, Tony Varona con la suya y todos los otros, se ponen en pie para saludar a las recién llegadas.
Luego las tres mujeres son acomodadas en la misma mesa que nosotros. A nosotros un sirviente ya nos había traído pastas y bocaditos, y ahora le traen a la dama y a sus hijas… pero como es natural lo que a ellas le traen a la mesa es de alta calidad y abundante.
Como las mujeres tienen que pararse frecuentemente al ser saludadas por algún conocido, aprovechaba yo para cogerle los bocaditos, obligando con ello a su sirviente a traerle más.
Vuelve a acercarse alguien a saludar a las misteriosas damas conocidas y nosotros nos comemos sus bocaditos, y le traen más. Luego, otra vez la misma escena, y otra vez, y otra vez.
Oímos al sirviente de las damas cuando le decía al nuestro: “Estos tres deben ser guarda espaldas de Prío, no pueden esconder que son unos chusmas y unos muertos de hambre”.

……………………….

Perdí una espléndida comida!.

Estábamos en las ruinas de Copán, en Honduras. Monseñor Lunardi daba una charla al aire libre sobre los guacamayos que aparecían gravados (Sic) en algunas rocas… el conferencista discutía que los guacamayos eran de color verde y no rojo, como se decía. Entre los bromistas se comienza a correr la voz pícara de que el guacamayo color rojo era el obispo Lunardi, con su gorrita… y eso provoca risitas.
Al oír las risas Monseñor Lunardi pasa la vista por el público. José Luciano Franco, asistente a la charla y autor de la broma, se pone en pie bruscamente y dirigiéndose a mi me dice en alta voz: “García Castañeda, más respeto para Monseñor”.
Monseñor me mira por unos segundo queriendo fulminarme y después dice al grupo: “Todos están invitados a cenar conmigo esta noche… menos García Castañeda”.

…………………….

Un vecino mío tenía una mujer muy bonita. Un día coincidimos él y yo, camino a nuestras respectivas casas. Lo invito a beber una cerveza bien fría. De pronto le pregunto.
-¿Qué te parece mi hijito?.
-Un encanto, me responde.
-¿Y mi mujer?, le sigo preguntando.
-Me encanta su trato tan amable.
-Bien, le digo seriamente, te doy mi hijo, mi mujer y cinco mil ladrillos a cambio de la tuya.
Perdí al vecino.

……………………………

Estaba conversando con una de las empleadas de la cafetería _______, la chica me gustaba mucho. En eso otra empleada me dice: “Un día va a llegar su marido y va a pensar que le estás enamorando a la mujer”.
Respondo yo: “Nada de eso, pa fajarle a ella le fajo al marido, que me gusta más”.
Ignoraba yo quién era el marido de la empleada y menos que éste era afeminado. Me costó convencerla que nada más había sido una broma mía.

………………….

Lo que nos dejó la dictadura de Batista, 1952-1958:

Casas de juego, billetes de lotería, bolita, terminales, villares, vallas de gallo, prostitutas, posadas, fleteras, pajeras, mamadoras, maricones, tortilleras, salones de baile, repellos, clubes nocturnos, bares, licores, cervezas, tabacos, cigarros. Carros de frita, se disfrutaba el placer sexual a plenitud, los maricones nos pagaban, en los prostíbulos nos ofrecían “cuadros”. Había mariconas, que eran las jóvenes que dejaban su virginidad para el matrimonio y hacían sexo “por atrás”. Las prostitutas nos daban “tres platos” por el mismo precio. A los cines se iba a rascabuchar. La política era nuestra segunda zafra. Se asesinaba, se ahorcaba, se robaba, se cartereaba. Para el amor se utilizaba la cama, para corregir el inodoro. Se decía amigo, ciudadano; hoy se dice compañero y suena a palabra hueca.

……………………….

El aumento de la prostitución en Holguín se debe, en gran parte, a los choferes que raptaban chiquitas en los campos y las traían a una posada por dos o tres días y después las abandonaban en uno de los prostíbulos. Entre cientos es el caso de Arístides Rodríguez, chofer de alquiler, raptador y explotador de prostitutas, más tarde protegido de la mano de Dios, masón, offelo y dueño de la mejor funeraria de Holguín y, obviamente, figura prestigiosa en la sociedad holguinera.

…………………………

Triunfan los cubanos en la guerra del 95. Impera Martí con su pendón y olvido, y Cuba para todos. Así los españoles pueden celebrar junto a los cubanos la entrada de los mambises en Holguín. En Libertad y Aguilera el comerciante español Pérez Duque y el también comerciante español Lucas Viú colocan una bandera cubana y una española entre sus dos comercios, la española abajo, la cubana arriba.
La bandera española estaba colgando de manera que la caballería cubana, al pasar, tenía que inclinarse y entonces, desde su comercio y bajo para no ser oído, Pérez Duque decía: así, inclínense ante la bandera española, partida de hijos de puta. Nunca fue castigado por eso.

……………………………..

El último Jigüe en la ciudad de Holguín.

Es rodeada la ciudad por los ríos Jigüe y Marañón. El Jigüe debe su nombre a la creencia en que durante las noches oscuras, de las tranquilas aguas del río emerge un Jigüe. Y por tal motivo nadie se aventuraba a acercarse al río en las noches oscuras.
Un distinguido señor durante este siglo XX, conocedor de la leyenda, portando una capa negra, cruzaba el río al objeto de verse con una joven, su querida. Y si alguien venía se agachaba y movía las mangas de su capa y con eso conseguía que el intruso corriera.
Interviene la policía porque el Jigüe tenía atemorizados a los vecinos cuyas casas estaban próximas al río. Y lo capturan. Entonces se descubre la incógnita, se acaba el mito del Jigüe y todo queda en el olvido ante el prestigio del capturado y la honorabilidad de su querida.

…………………………

Una madrugada estoy sentado en el café Victoria, en Maceo, esquina a Martí, con Pepón Morales, afamado jugador y de todos mis afectos. Hace su llegada Pepe Menchero, acaudalado vecino que salía del Salón de Juegos de la colonia española. Acercándose a Pepón le dice Pepe Menchero: “mañana a las diez de la mañana déjame mil pesos en mi casa, que mi señora te entregará el pagaré firmado por mí”.
Le contesta Pepón: No, déjame con tu señora tus propiedades para ver cuál de ellas me conviene para hipoteca”.
Pepe Menchero, sorprendido, le dice: “Pero olvidas quién soy”.
Y Pepón: “Si este negro que soy yo te pide prestados mil pesos me haces hipotecarte todas mis propiedades. Por lo que llegó la hora de vengarse de un blanquito rico.”

……………..

Cuando realices el acto sexual en tu casa no apagues la luz eléctrica. Evita que tu mujer piense en otro.

……………………

El Doctor Borges Avilés era famoso restaurando virgos. Él me decía: “hay que ser muy hombre para romper un virgo restaurado por mí”.

…………………………

Consigné en mi libro “La Municipalidad holguinera 1895-1955” que en Holguín solo conocíamos dos personas cultas; Antonio Aguilera Ripoll y el Dr. Juan Luis Farrán, ambos fallecidos y no habiendo  encontrado hasta 1977 quien los sustituya.
También hablamos en nuestro libro sobre la falta de educación en el holguinero, siendo considerado hasta hoy día como el de menos educación, el menos culto, el más grosero y estúpido de Cuba.
El Gobierno Revolucionario lo ha dotado de buenas escuelas, pero sigue notándose en ellas la falta de alumnos y profesores, por lo que sigue Holguín considerada como una Ciudad-Aldea formada en sus orígenes por campesinos y nutrida, a través de su historia, por campesinos. Los alumnos actuales destrozan la escuela, y los maestros nada más se dedican a cobrar sus salarios. Poco hace que escuché a un Director de escuela decir a otro: “tengo deseos que me manden a una escuela al campo, allí se tiempla más”. Y a otro lo oí cuando contó lo que seguidamente dejó consignado: “Cuando Fulana vino a firmar le dije bajito, ¡qué dice la tortillera!. Y cuando pretendió gritar le dije: me importa poco lo que seas, lo que quiero es que lo sepas que lo sé, o sea, la chantajeaba.
También hay cantidad de otros casos conocidos, directores disfrutando de alumnas y alumnos sin que los padres les hayan dado muerte y de una Dirección que castiga a los alumnos trasladándolos de escuela. Asimismo he escuchado a alumnos del Pedagógico de Holguín, que es la escuela formadora de maestros, decirse entre ellos: “Ven China, que te voy a preñar!. Y a otro: “¿Qué palo te gusta más, a la francesa o a la española?”. Pobre Cuba.

………………………….

Me enfermo de la próstata, me tranco de la orina. Tengo que ir al hospital Lenin para que me apliquen una sonda. Acostado y sin pantalones, el médico me coge el miembro y lo levanta… o, mejor dicho, coge en sus manos y levanta lo que me queda de miembro después que he cumplido 85 años. Levanto la cabeza y declamo: “Y tan hermoso que lo tenía”. Risas.
Uno de los presentes dice: “No te quejes, bastante que lo usaste”.

……………………

Estoy en la cama, enfermo, haciendo reposo. Una amiguita viene a verme…. Pero su visita se prolonga y yo necesito que se vaya. Entonces se me ocurrió decirle: acuéstate a mi lado para seguir conversando y para que estés más desahogada quítate la ropa. Remedio santo. Salió corriendo del cuarto.

………………………

En mi vejez conozco una joven alta, delgada, bien proporcionada, mestiza, senos  bien formados, ojos verdes color de esmeralda, boca no pequeña y lengua de la que solo enseña la punta cuando la pasa por sus labios. Me gusta tanto que me enfermo.
Cuántas veces he soñado que estoy sobre su cuerpo mirándole los ojos verdes y su lengua, cual serpiente, fotandola lujuriosamente por mis labios.
¿Por qué la conocí tan tarde?.

……………………..

Se instaló en Holguín por el Gobierno Revolucionario la Casa de la Trova, pero en Holguín nunca hubo trova. Ahora pretenden instalar la Casa de la Cultura. La pregunta, ¿de dónde piensan traerlas personas cultas?.

………………………….

En Holguín había dos mulaticas fleteras que eran hermanas. A una le decían Bohemia y Carteles a la otra.

……………………………..

Tuvimos una familia a la que le decían Arroz con Pollo porque solo sabían hablar de los arroces con pollo que comían en su casa. Jamás los vecinos vieron en el cajón de la basura alguna pluma.

………………………..

En el pueblo de Gibara recaló un ballenato y todo el pueblo comió de su carne. Al siguiente día todo el mundo mostraba un lucero brillante en sus posaderas: ¡la grasa del ballenato!. Al verse en las calles u oficinas manchados de mierda, unos a otros se justificaban diciéndose lo que ya sabían: por culpa de la carne del bendito ballenato.

……………………

Estoy en una olla de grillos: dos docenas de mujeres que no trabajan y que no se llevan unas con las otras. De grupo en grupo van pasando y contando chismes de la otra. También es cierto que en el Museo de Historia todos tienen alguna enfermedad y que todos han pasado por el psiquiatra.