LO ÚLTIMO

Historia de Holguín

La aldea a la mano (Holguín, Cuba)

1 de enero de 2012

Arquitecto Atanasio González de Riancho, creador holguinero durante la primera década del siglo XX



Por: Angela Peña Obregón

Resulta imposible estudiar la arquitectura holguinera de los últimos años del siglo XIX y primeros del XX sin referirnos a la obra del maestro Atanasio González de Riancho y Calderón de la Barca porque este artista proyectó y dirigió la mayoría de las edificaciones que se realizaron en la ciudad en ese periodo, además de ocupar el cargo de Arquitecto Municapal por varios años.

González de Riancho realizó estudios de Maestro de Obras y Agrimensor en la Escuela Profesional de la Isla, fundada en La Habana a mediados del siglo XIX. El primero de julio de 1895, cuando solamente había cumplido 23 años de su edad, recibe el título de Maestro de Obras que entonces equivalía al de Arquitecto(1). No sabemos el año en que también obtiene titulo de Agrimensor, pero debió ser casi inmediatamente del anterior. (Se cree así porque en sus papeles aparecen ambos títulos)(2)

Para ese entonces la carrera de Arquitectura no existía en el país, esta junto a la de Ingeniería y electricidad se fundaron en 1900. Los estudios que se realizaban en esta Escuela Profesional de La Habana estaban dirigidos a diseñar edificaciones, pequeñas obras de ingeniería y cálculos de materiales. Los graduados podían ocupar el cargo de Arquitecto Municipal en ciudades de menos de 2.000 habitantes o en las que no existieran arquitectos, según los artículos 73 y 74 de las Ordenanzas de La Habana que regían en todo el país.

La carrera de Agrimensor se estudiaba en solo dos años para quienes ya se habían graduado como Maestros de Obras, pues estos podían convalidar varias asignaturas.

En esos dos años los estudios de Arquitectura y de Ingeniería se realizaban en España o en los estados Unidos. 

Atanasio tuvo que conformarse con estudiar en La Habana por motivos económicos(3). Francisco, el hermano mayor se hizo arquitecto en Madrid, debiendo rivalidar el titulo en La Habana. 

Sus padres procedían de dos distinguidas familias santanderinas, los González de Riancho y los Calderón de la Barca. El abuelo materno, del que por tradición familiar heredó el nombre, don Atanasio Calderón de la Barca y Villa, fue una influyente figura en la Gibara de mediados del siglos XIX, ocupando el puesto de alcalde municipal en 1874, fecha esta en que la población logró separarse de Holguín y constituir su propio Ayuntamiento y Jurisdicción. Don Atanasio fue propietario de “La Victoria”, uno de los ingenios azucareros más notables de la zona, y también del muelle del puerto de Gibara y de importantes sociedades mercantiles.

Para oír al historiador de Gibara narrando la biografía de don Atanasio Calderón de la Barca, pariente del célebre poeta español.

Su madre, doña Gertrudis Calderón de la Barca Rodríguez, era la mayor de ocho hermanos, fruto del primer matrimonio de Atanasio con Nicolasa Riodríguez Ochoa, (ella de ascendencia canaria).  Su padre don Federico González de Riancho. 

Don Federico nació en Ontaneda, Santander, España y vino a Gibara en 1860 al recibir la invitación de su pariente don Atanasio que quiso se le uniera en Cuba para que lo ayudara en sus cada vez más importantes negocios. Don Federico no lo duda y llega a Gibara con solo 20 años y aquí se convierte en socio y hombre de confianza de su patrón. Poco más tarde se casa con una hija de este, doña Gertrudis. Y cuando muere la esposa de don Atanasio y el rico patrón, socio y suegro decide casarse otra vez, don Federico le recomienda una hermana suya que está en España. Se casaron por poder y poco después llegó a Gibara la mujer que se llamó Joaquina, doña Joaquina  González de Riancho y Ceballos.

Casa gibareña de los Calderón de la Barca y González de Riancho
Ambas familias construyen casa para vivir: un edificio, el mejor de la villa entonces, que como era usual entonces, servía de almacén en la planta baja y en la alta dos casas gemelas, idénticas. En la actualidad, y teniendo en cuenta sus valores históricos, arquitectónicos y artísticos, este edificio es sede de los Museosde Artes Decorativas y municipal de Gibara.

La primera referencia a la labor profesional de Atanasio González de Riancho en Holguín aparece en 1900 cuando ocupaba el cargo de Arquitecto Municipal. En el año 1899 había contraído matrimonio con Otilia Guerrero Ferrer.


En 1905 se le localiza avecindado en Santiago de Cuba, desempeñándose como Ayudante de Obras Públicas del Gobierno Provincial, puesto es que antes había ocupado su hermano Francisco(4)

Por entonces la ciudad de Holguín se encontraba degradada y empobrecida con muchas de sus casas en estado ruinoso, como consecuencia de la guerra. Pero muy poco después el arquitecto retorna porque en la ciudad se vive un auge constructivo producto de una mejora económica. Es entonces cuando Atanasio González de Riancho crea una obra profesional de gran importancia que ha trascendido hasta nuestros días. 


Se conservan 25 proyectos de González de Riancho en el Fondo de Obras Públicas del Archivo Provincial de Holguín, fechados  entre los años 1909 y 1920, también en el Archivo de la Oficina de Historia del Centro Provincial de Patrimonio aparecen diferentes proyectos suyos algunos firmados con Walfrido de Fuentes y Fuentes, arquitecto holguinero residente en La Habana. Entre éstas obras conjuntas destaca el Hotel Saratoga en una de las esquinas del Parque Calixto García, construido para el Doctor en medicina Rodolfo Socarrás.

Asimismo Atanasio proyecta obras de carácter religioso como el Cementerio Americano(6), al final de la actual avenida de Los Álamos, levantado durante la intervención norteamericana y que fuera demolido una vez que dichas tropas retornaron a los Estados Unidos, y también la Iglesia Metodista Episcopal, de culto protestante, en la calle Mártires, esquina a Cables.

En cuanto a obras particulares, se cuentan múltiples viviendas y comercios, además de ampliaciones y modificaciones de mansiones ya existentes en la ciudad. (Incluso se cree que muchas construcciones con características similares a obras conocidas de González de Riancho, que podemos encontrar en la ciudad, hayan sido proyectadas por él, pero desgraciadamente la pésima atención que durante años tuvo el Archivo Histórico del Ayuntamiento hizo que se perdiera gran parte de la información que hoy pudiera probar dicha hipótesis).

La mayor parte de los trabajos arquitectónicos confeccionados por González de Riancho son de estilo ecléctico, de boga en el país en aquel entonces y que el conoció muy bien por sus estudios en la Escuela Profesional de la Isla. Pero asimismo el Arquitecto también firmó proyectos de viviendas de estilo Ballón Frame, esto es, arquitectura de madera caribeña, caracterizada por la profusión de guardamalletas, carpelas y celosías, entre otros motivos.

Vivienda Angela Fernández, alzado y planta

Eran los principales clientes de González del Riancho, preferentemente, la clase media y la burguesía que en ese momento se asentaba en el centro de la ciudad.

Son la mayor parte de sus viviendas de un solo nivel, algunas rematadas con altillos al fondo. La planta individual, característica de las primeras obras, se va transformando con el objetivo de aprovechar más el terreno y construye, a petición de los propietarios, casa de planta dual, de tres y de hasta cuatro viviendas paralelas. El techo y cubierta, en función del gusto del cliente, las proyecta de madera, tejas, vigas y lozas de barro en las azoteas, aunque también utiliza placa de hormigón y vigas gruesas de acero (Iron Brecke).

Vivienda de Pablo García, alzado y planta

La decoración más o menos profusa y confeccionada por medio de moldes con morteros de albañilería, era otro de los motivos diferenciadores en sus proyectos, junto a la disposición de los vanos en la fachada, ya fueran estas simétricas con o sin zaguán y galería interior o con acceso principal hacia uno de los laterales de la fachada.

Los elementos compositivos y el sistema espacial sí eran parecidos; la altura promedio de unos seis metros, la planta volumétrica… pues las habitaciones se concebían de grandes dimensiones. Alrededor de los vanos con jambas y molduras que en ocasiones formaban zócalos, un sencillo friso, cornisa y pretil con copas de barro.

En cuanto a la planta poco difería de la colonial tradicional, estructurada alrededor de un patio interior rodeado de galerías fundidas con capiteles compuestos. En la sala principal se proyectaban por lo general dos arcos sobre columnas y capiteles en los arranques y en los colgadizos. Los vanos se cubrían con una carpintería que llegaba al piso, con postigos y, en la parte superior, una luceta de colores. 

La cocina y el excusado se proyectaban al final de la planta, aunque alguna vez construía en el traspatio. Para el segundo se construía una fosa moura y para la cocina un fogón de carbón que se extendía por la pared del fondo con una campana o chimenea para exhalar el humo. En el patio también se cavaba y montaba un aljibe para recoger el agua de lluvia, siempre a cierta distancia del pozo. Estas condiciones estaban determinadas por la inexistencia en la ciudad de un acueducto y alcantarillado, a pesar de las exigencias que de ellos hacían las ordenanzas.

Plano de la fachada Iglesia Metodista Episcopal, Holguín (Calle Cables, esq. Martires)

Entre las obras de González de Riancho se conservan algunos exponentes arquitectónicos que hoy forman parte de la imagen y del patrimonio cultural de la ciudad como la Iglesia Metodista Episcopal(7) edificada en 1913, que respondía a la tipología de iglesia norteamericana protestante: en el proyecto la torre en el centro sobre la puerta principal de dos cuerpos y terminada en una cúpula en punta.

Otro proyecto de González de Riancho fue su propia vivienda(8), situada en calle Maceo 290, entre Coliseo y Peralejo. Esta presenta un portal corrido en la fachada, rodeado de barandas fundidas en balaustres y hacia uno de sus laterales un zaguán. También dicha casa posee un altillo al fondo. El techo es de azotea que, además de los elementos característicos, el arquitecto los enriqueció con un zócalo de mosaicos decorados con elementos floreados que le imprimen una destacada presencia urbana.

Casa vivienda del Arq. Atanasio González de Riancho en Holguín

Otros exponentes valiosos son la casa que construyó en 1910 al alcalde Miguel Ignacio Aguilera(9), la del banquero Luis Espoleta(10) y la de estilo Ballón Frame, que proyectó en 1915 para María Coello, hoy desgraciadamente desaparecida(11). González de Riancho dejó obras en otras ciudades de Cuba, Como Santiago y Antilla.

Otra característica especial de este arquitecto es que se preocupaba del interior de sus edificios, cuidando cada detalle, e incluso diseñando él mismo los muebles.

Don Atanasio González de Riancho falleció a los 51 años, el 17 de noviembre de 1923 en Nueva York adonde se encontraba por motivos de salud. Fue enterrado en el panteón familiar del Cementerio General de Holguín donde su madre doña Gertrudis Calderón de la Barca, su esposa Otilia Guerrero Ferrer y sus ocho hijos colocaron una sencilla inscripción que recuerda a uno de los arquitectos que tiene que ver con la imagen actual de la ciudad de Holguín.

Notas:
1.- Lilian Llanes. Apuntes para una historia sobre las construcciones cubanas. Edit. Letras Cubanas, Ciudad de La Habana. 1985. Apéndice 1.
2.- Legajo 100. Expediente 5312. Fondo Obras Públicas. Archivo Provincial de Historia.
3.- Herminio Leyva. Gibara y su Jurisdicción. Establecimientos tipográficos de Martín Bim. Gibara 1894.
4.- Protocolo Notarial año 1875, anotación 127. Gibara. (Herminio Leyva dice que se examina en La Habana para ingresar en el cuerpo de Obras Públicas y que en 1894 es ayudante del mismo en Santiago).
5.- Protocolo Notarial de Gibara. Libro 3, folio 113, Tomo 36.
6.- El eco de Holguín (periódico local). 27 de junio de 1900. Pág 2.
7.- Expediente 8306. Legajo 100. Solicitud de Mr. W. Baker para construir en Holguín una iglesia e`piscopal. Años 1912-13-
8.- Entrevista realizada en Holguín a Mario Muro González de Riancho, nieto del arquitecto. Enero de 2001.
9.- Exp H.21, Oficina de Historia del Centro Provincial de Patrimonio.
10.- Idem.
11.- Idem.

1 comentario:

  1. Tengo en mi poder fotosde Don Atnacio Calderón yde sus hijos. Don Atanacio Calderón fue abuelo de mi abuelo José Querejeta Calderón.Gracias por este excelente trabajo. Una de las casas due proyecto e hizo Riancho fue la de Pepe Torres entre Fraxes y Martí, frente al garaje del Obispado, que pertenció, por último, a la familia Benítez. Saludos,
    Alejandro Querejeta

    ResponderEliminar

LO MAS POPULAR DE LA ALDEA