LO ÚLTIMO

Las esculturas funerarias del cementerio municipal de Holguín, CUBA

17 de octubre de 2010

Los Berros

Berros, Los. Tierras realengas. Según Esteban Pichardo, Berro (Nasturcium officinale) es una planta que prospera en las aguas, muy conocida y utilizada en las ensaladas Hacienda al parecer fundada entre los finales de la década de 1740 y los principios de la de 1750. 

    En 1764 el poseedor lo era Cristóbal Guerrero que poseía 6 reses vacunas, 40 cerdos y lograba una utilidad anual de 25 pesos. En 1767 las poseía Pedro Guerrero, estando valuadas en 1767 en 80 pesos de posesión y gravadas por un censo de 335 reales anuales. El 4 de mayo de 1775, eran poseídas por Francisco Guerrero. En 1784, era poseído por Juan Francisco de Guevara, con 13 personas. En 1807, el 12 de agosto, el Administrador de rentas reales de Holguín le vendió a Pedro Guerrero 335 ½ pesos de posesión en la hacienda y, pocas semanas más tarde, este le vendió los mismos a Juan Francisco González, aclarándose que la hacienda en su conjunto esta fundada en 5 000 pesos de posesión hacía más de 60 años. Ese propio año, al fallecimiento de Caridad Cruz, esposa de Juan Francisco, la posesión de los González de Rivera se dividió en dos partes: una en manos de Juan Francisco, su segunda esposa Manuela González y el hijo de esta unión Juan Francisco y la otra a partes iguales entre los nueve hijos de su primer matrimonio con la ya fallecida Caridad de la Cruz. Esta decisión de Juan Francisco fue avalada por determinación judicial el 25 de agosto de 1825, la que aclaró que a cada hijo de su primer matrimonio (Rafael, Juan, Diego, José, Manuel de Jesús, Antonio, María de Jesús, Francisca y Juana), le correspondían en su parte: 211 pesos y 6 reales de posesión, es decir que el conjunto de toda la posesión de los Gonzáles de Rivera equivalía a unos 3 810 pesos de posesión, el 76% del valor total de la hacienda. En 1828, Manuel de J. González de Rivera le vendió a Pedro Palacio un sitio fundado en 277 pesos y 7 reales. En 1829, Antonio Gonzáles de Rivera vendió 211 pesos y 60 reales de posesión a Manuel Perdomo. En 1831, Manuela, ya viuda de Juan Francisco González (falleció en 1829), le vendió a su hijastro Manuel de J. González 500 pesos de posesión; Juan González le vendió a Juan Escalona 125 pesos de posesión en 125 pesos. A su vez, Manuel e Jesús le vendió 125 pesos de posesión a Juan Escobar ese año, y al siguiente 1832, otros 125 pesos de posesión a José Antonio Calderón y en el de 1833, a Manuel Nieves, otros 130 pesos y 10 reales de posesión, estos en un total de 1 544 pesos. En 1834, la viuda Manuela le vendió 250 pesos de posesión a Juan González Cruz; Juan de J. González le vendió al pardo libre Manuel Martínez, 267 pesos 2 reales de posesión; Juan A. Calzadilla le vendió 138 pesos de posesión a José de los Santos Ricardo; Juan A. Escobar le vendió a José N. Pérez 125 pesos de posesión; Bartolomé de Silva le vendió 125 pesos de posesión a Juan E. Téllez. En 1837, Manuel Martínez le vendió 277 pesos de posesión a Juan A. Ramos. 

Véase. Esteban Pichardo. Diccionario provincial casi razonado de vozes y frases cubanas, p. 89. AHP. Fondo Protocolos Notariales. Escribanía de Lorenzo Castellanos. Año 1767, f. 31. Escribanía de Antonio Rodríguez. Año 1807, f. 124v. Escribanía de Manuel León Rodríguez. Año 1828, f. 201. Año 1831, ff. 121v, 133. Escribanía de Andrés Antonio Rodríguez y Miguel de Aguilera. Año 1834, ff. 28, 36, 42v, 90, 110v. Fondo Tenencia y Ayuntamiento. Legajo 63, Expediente 1926, ff. 52v – 55v. Fondo Juzgado de Primera Instancia. Legajo 477, Expediente 39, folio 13v. ANC. Intendencia General de Hacienda, Legajo 388, Número 41. Fondo Correspondencia de los Capitanes Generales, Legajo 17, Número 7. Fondo Gobierno General, Legajo 490, Número 25132; Legajo 489, Número 25118.