LO ÚLTIMO

Las esculturas funerarias del cementerio municipal de Holguín, CUBA

17 de octubre de 2010

Hato de Aguarás

Aguarás. Hato. Sitios: El Naranjo, El Rosario, La Soledad, San José, San Martín, Ojo de Agua. Su nombre es posible proviniera del Río Aguarás, afluente del Chaparra que atraviesa la zona

    Existe cierta confusión en la relación histórica entre los hatos de Aguarás y Santa Bárbara. Es posible que Aguarás fuera un sitio de crianza que formó parte inicial del Hato de Santa Bárbara del Viriviví, perteneciente a la potentada familia bayamesa Silva, a fines del siglo XVII. No es claro si en la primera mitad del siglo XVIII, el asiento principal del hato se trasladó al sitio de Aguarás, definiéndose como Hato de Aguarás y Corral de Santa Bárbara, o si Aguarás se abrió como un nuevo hato en realengos, paralelamente, porque desde la primera documentación conservada (1764 - 65) se le denomina siempre Hato de Aguarás, y nunca se le asocia a Santa Bárbara. En 1764 el Regidor Alcalde Mayor Provincial Diego de Ávila y de la Torre, acusó al ex Teniente a Gobernador José Antonio de Silva y Ramírez de Arellano, de prejuicios sobre su persona durante su mandato. Como resultado del juicio se le ordenó a Silva pagase a Diego una compensación monetaria, a partir de la subasta de sus tierras en la Jurisdicción, mas la implementación de la sentencia se alargó hasta los inicios del siglo XIX. En 1765, en el  hato José Antonio de Silva poseía más de 1 300 pesos de posesión, 350 reses vacunas, 50 cerdos y rendía 100 pesos anuales, teniéndolo arrendado a Francisco Castellanos y gravado por dos censos, uno de 350 pesos, en beneficio de López Madrigal y otro, de 700 pesos, en beneficio de la Parroquial Mayor de Bayamo. En 1771, al testar Lorenzo Castellanos de Cisneros, natural de Castilla la Nueva, esposo de Cecilia de Guevara, Escribano del Cabildo de Holguín, declaró poseer en el sitio 11 caballos y ser arrendatario de José Antonio de Silva, con 600 reses por 9 años, pagando 400 pesos al año por su uso y era además poseedor de los corrales de El Rosario y San Agustín, el primero arrendado a Baltasar Jiménez y el segundo a Gabriel García. El 4 de Mayo de 1775, el hato de Aguarás estaba arrendado a Francisco Castellanos de Guevara, con 7 habitantes. En 1777, ya fallecido José Antonio de Silva y Ramírez de Arellano, su hijo Juan de Paula de Silva, reconoció la existencia de un arrendamiento establecido sobre las tierras de Aguarás y sus anexos, en los sitios El Rosario y El Naranjo, entre su padre y Esteban Infante y Lorenzo Castellanos, declaró también poseer 204 reses vacunas, 25 cerdos y 21 equinos. En 1783, en nuevo testamento, Lorenzo, reconoció continuar de arrendatario del hato de Aguarás de la marquesa de Guisa. En 1784, el hato tenía un sitio y 4 habitantes; al repartirse la cuota de la pesa para el abasto de la ciudad de Holguín, se señalaron como poseedores de la hacienda Miguel Gerónimo Escalona, Manuel Batista y Juan Rondón. Según Diego de Ávila y Delmonte, luego de la subasta de las posesiones de José Antonio de Silva y Ramírez de Arellano, en una fecha por él desconocida, el hato de Aguarás pasó a la propiedad del canario Manuel González Mirabal; mas en nuestra opinión, vista la documentación hoy conservada, la primera mención que conocemos de Manuel González,  esposo de María de la Torre Hechavarría, es del año 1786, cuando estos establecieron un censo de capellanía de 100 pesos sobre su posesión de Aguarás, para un futuro Convento en Holguín; valorando además, que en el reparto del abasto de ganados a la ciudad de Holguín del año 1784, se menciona otros poseedores en Aguarás; pero nunca a Manuel. De estos datos podemos sustentar la hipótesis que la referida subasta se realizó después de 1784 y es entonces, cuando el asiento principal o parte de este, pasó a Manuel González, En 1798, al testar Cecilia de Guevara del Prado, viuda de Lorenzo Castellanos, declaró que la tierra arrendada por ellos en la hacienda de Aguarás, a la marquesa de Guisa, estaba administrada por su hijo Francisco Castellanos; de los réditos habían pagado 100 y debían 200 pesos. En 1822, Maximino González le vendió 33 pesos de posesión a Esteban González.

Véase. Diego de Ávila y Delmonte. Memoria sobre el origen del hato de San Isidoro de Holguín. P. 98. AHP. Fondo Protocolos Notariales. Escribanía de Lorenzo Castellanos. Año. 1771, f. 28v. Año 1777, f. 62v. Escribanía de Salvador de Fuentes. Año 1783, f. 21v. Año 1786, ff. 169 – 172. Año 1798, f. 2v. Año 1822, f 43. Fondo Tenencia y Ayuntamiento. Legajo 63, Expediente 1926, ff.  52v – 55v.  ANC. Fondo Correspondencia de los Capitanes Generales. Legajo 17, Número7. Fondo Gobierno General. Legajo 490, Número 25132. Fondo Realengos. Legajo 76, Número 13.