ALDEA COTIDIANA

           En HOLGUIN, Cuba, como en todos los lugares del mundo, ocurren hechos triviales, bellos a fuerza de fugaces                                                          Esta ciudad la construyeron mis padres vísperas de mi nacimiento y quisiéramos que nada se perdiera, que todo lo que fue haciéndose desde nuestros padres a nosotros, permaneciera intacto y puro, porque la ciudad es el escudo que hace que nuestros nombres no se olviden                                                    300 aniversario del pueblo de Holguín en 2020
gadgets para blogger

Toda la aldea a la mano

HÉCTOR LAVOE INTERPRETA AL HOLGUINERISIMO GUAYABERO

17 de octubre de 2010

Amasabo


Amasabo. Paraje y corral dentro del hato de las Cuevas. Posiblemente se estableció en la primera mitad del siglo XVIII. El 4 de julio de 1756, según Diego de Ávila y Delmonte, Santiago Aldana y su esposa María de la Torre Hechavarría poseedores en el hato de Las Cuevas de 1 090 pesos de posesión, impusieron una capellanía de misas de un valor de 650 pesos, sobre su posesión en el paraje de Amasabo, a favor de su hijo el cura Antonio de Aldana Hechavarría. En 1757, Salvador Guevara le vendió a María de la Cruz, 350 pesos de posesión en el paraje, con un valor de 650 pesos, informándose que la posesión estaba gravada por una capellanía de 350 pesos (cifra menor que la informada por Diego de Ávila), que fuera fundada por Santiago de Aldana. En 1764 – 65, declararon poseer en el sitio: Pedro de la Torre Hecheverría, con 340 pesos de posesión, 60 pesos de utilidad anual y un censo de capellanía de 350 pesos en beneficio del cura Antonio Aldana, y  Diego de Parra, con 30 pesos de posesión, 30 reses vacunas, 80 cerdos y 50 pesos anuales de utilidad. En 1764 Isabel Batista le vendió en Amasabo, 350 pesos de posesión a Cristóbal Sánchez y otros 50 a su yerno Antonio Fermín; este, a su vez, le compró a su suegra Isabel, el Corral de Amasabo, reconociéndose 50 pesos de posesión en censo de capellanía, que fueran impuestos por Santiago Aldana. Otros poseedores en el lugar lo eran ese año Pedro Hecheverría y Diego de Parra, los que poseían 60 vacunos y 105 cerdos. Para 1784, aparecían como poseedores Miguel y José Antonio Hechevarría. En 1807 al testar, Juan A. Sánchez, esposo de Josefa Hecheverría, declaró poseer 466 pesos de posesión, con 25 cerdos y dos caballos. En 1810, Josefa Hecheverría revendió a su hijo Juan J. Hernández Hecheverría, 40 pesos de posesión. En 1819, José Osorio Sánchez le vendió a Juan Sánchez Hechavarría, 61 pesos y 3 reales de posesión. En 1828, Manuel y Francisco Sánchez vendieron a su otro hermano Juan, 75 y 30 pesos de posesión, respectivamente, para un total de 105 pesos de posesión. En 1834, Esteban de Parra le vendió a Juan Sánchez Hecheverría, 94 pesos de posesión en 94 pesos. En 1849, Manuel Sánchez le vendió a Juan Sánchez Hechevarría, 125 pesos de posesión en el fundo principal de Amasabo, en 125 pesos.  

Véase. Diego de Ávila y Delmonte. Memoria sobre el origen del hato de San Isidoro de Holguín, p. 84. ANC.  Fondo Intendencia General de Hacienda, Legajo 388, Número 41. Fondo Correspondencia de los Capitanes Generales, Legajo 17, Número 7. AHP. Fondo Protocolos Notariales. Escribanía de Lorenzo Castellanos. Año 1757, f. 60v, Año 1764, ff. 8 y 43v.  Escribanía de Salvador de Fuentes. Año 1819, f. 144v. Escribanía de Andrés Antonio Rodríguez. Año 1807, ff. 118v. Año 1810, f. 146.  Año 1834, f. 163v. Escribanía de Manuel León Rodríguez. Año 1828, f. 256. Escribanía de Benjamín de Zayas. Año 1849, f. 33v. Fondo Tenencia de Gobierno y Ayuntamiento. Legajo 63, Expediente 1926, ff. 52v – 55v.